www.galopetrofeocaballo.com

30 años de historia

Capítulo 10: Lettera con la Alta Escuela y la influencia mundial de nuestra monta

Capítulo 10: Lettera con la Alta Escuela y la influencia mundial de nuestra monta

Tras el duro trabajo realizado por la Asociación de Alta Escuela Española, y sin encontrar apoyos de los estamentos, la disciplina se queda estancada de nuevo

martes 12 de marzo de 2019, 10:43h
La fundación en 2005 de la Asociación de Alta Escuela Española se llevó a cabo con el objetivo de que España recuperara su hegemonía e influencia en la Equitación Académica. Pero las continuas trabas de uno de sus fundadores desde su puesto federativo y no encontrar los apoyos necesarios motivaron su disolución en 2017. Leer más…

Otra de las grandes apuestas de Joaquín Fernández fue apoyar la Alta Escuela Española, un proyecto que se hizo muy grande y de gran influencia para la conservación de las tradiciones y la auténtica equitación española, en el mundo del caballo.

El panorama de la disciplina de Alta Escuela era, en aquel momento, prácticamente inexistente tanto para las federaciones territoriales como para la propia federación nacional. No se comprendía cómo una práctica ecuestre tan arraigada desde siglos atrás, que aúna los principios de la máxima equitación y que nació en España y es practicada en toda Europa con la máxima minuciosidad y delicadeza, no tenía el lugar, que por derecho le correspondía, dentro del panorama ecuestre nacional.

Fundadores de la Asociación de Alta Escuela Española


Fiel a su filosofía de trabajar por lo auténticamente español como pasara con el continuo trabajo que sigue, a día de hoy, realizando por la defensa del caballo de Pura Raza Española, el presidente de Grupo Lettera decide que hay que poner solución para el resurgimiento de nuestra equitación: la Alta Escuela.

Con reconocidas personalidades de la equitación en España, Fernández Cepedello funda la Asociación de Alta Escuela Española (AAEE). El objetivo era recuperar la importancia que España tuvo, desde tiempo inmemorial, en esta práctica hípica que se enseña en las mejores escuelas de equitación de toda Europa.

Clínics, formación de jueces o visitas a criadores eran algunas de las actividades de la AAEE


La AAEE presidida por Álvaro Domecq Romero y cuyo vicepresidente era Joaquín Fernández, fue muy bien recibida y acogida por los amantes del caballo tanto dentro como fuera de España y consiguió adherir a más de 400 asociados. Con la consistencia que esta iba tomando, y el arraigo que iba calando entre los aficionados, la Real Federación Hípica Española le ofrece la presidencia de la vocalía de la disciplina en esta institución. Con ello se acuerda el objetivo principal: el compromiso de elevar a nacional el carácter federativo de la Alta Escuela hasta el momento regional.

A partir de entonces, Fernández Cepedello, como vicepresidente, con su equipo, coordinó y trabajó para reorganizar y renovar toda la disciplina para cumplir así con las exigencias que la RFHE imponía. La visión que los componentes de la AAEE tenían sobre la Alta Escuela distaba un poco de lo que se estaba haciendo en esa etapa, más cerca del Rejoneo y de la Doma Vaquera que de la Equitación Clásica. Con este objetivo se trabajó y se investigó para recuperar la terminología más apropiada de esta monta, la adecuación de las vestimentas de los jinetes y arreos de los caballos, el desarrollo de los concursos y campeonatos y la incorporación de juegos y manejos propios, que harían que esta disciplina resplandeciera como debía y no estuviera anclada a ninguna otra práctica hípica. Así, se presentó a la RFHE el nuevo reglamento que haría que todo esto fuera posible, titulado Monta Española, Juegos y manejos, escrito por Mercedes González Cort.

La presentación del nuevo reglamento de Monta Española tuvo una magnífica acogida


Al poco tiempo, todo el trabajo realizado y el esfuerzo dedicado por parte de Joaquín Fernández y el resto de componentes se vio empañado por la inexplicable decisión que tomaría la RFHE de destituir a la AAEE de la vocalía de la federación y sustituirla por otro vocal.

Este extraño suceso provocó incertidumbre, desestabilidad y desequilibrio a una denostada disciplina que seguiría corriendo a la sombra de la Doma Vaquera. Fue en ese preciso instante cuando en 2010, en una reunión convocada en la Yeguada de la Cartuja-Hierro del Bocado, el vicepresidente Joaquín Fernández expone al presidente Álvaro Domecq y a la junta directiva de la AAEE, que la labor llevada a cabo con tanto esfuerzo para devolver la dignidad a la Alta Escuela no podía quedar en saco roto.

Reunión en la Yeguada de La Cartuja - Hierro del Bocado para definir el papel de la AAEE


Esta cita fue un punto de inflexión para la disciplina ya que se tomaría la decisión de que, sin el respaldo de la RFHE y bajo la tutela de la Asociación de Alta Escuela Española, se organizarían concursos y campeonatos de España, que definiría la auténtica Monta Española para beneficio de esta práctica y del caballo español -compañero inseparable de este proyecto-. Esta actividad se llevaría a cabo con gran éxito hasta 2016.

Todos los campeonatos fueron un éxito de público, de jinetes, de aficionados, de criadores...

Reconocimiento Especial a Grupo Lettera y a Joaquín Fernández por la defensa de la Alta Escuela Española y el caballo
de Pura Raza Española

Además de todo lo expuesto, la Asociación de Alta Escuela Española no dejó de trabajar, y con Joaquín Fernández a la cabeza, realizó clínics, cursos de formación, charlas, formó a jueces de la disciplina, creó proyectos como El Caballo al Cole para introducir en los colegios el mundo del caballo, expuso en las diferentes ferias y viajó fuera de España para difundir el verdadero espíritu de la equitación española y del caballo español.

Pero los obstáculos y las trabas que se encontró la Asociación no se hicieron esperar y tal y como la AAEE expresó en su última asamblea, esta concluyó que “hay injustificados vaivenes de las federaciones nacional y andaluza y un claro desconocimiento de la disciplina, tanto de estas como de la propia Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles (ANCCE), ya que de todos es sabido que la práctica que mejor resalta los valores y cualidades del caballo de Pura Raza Española, diferenciándolo de otras razas, no es otra que la legendaria Alta Escuela Española”. “Una vez más la ignorancia de estos dirigentes se pone de manifiesto porque no quieren que nada ensombrezca a la Doma Clásica -con un reglamento que resalta las bondades de los caballos centroeuropeos- ya que algunos de sus socios criadores han apostado por esta disciplina”. “Y como consecuencia de esto, incluso se está desvirtuando el prototipo de los caballos PRE con este fin”.

Ni qué decir tiene el papel que jugaría Grupo Lettera en este trayecto. Labores de comunicación y prensa, de coordinación de juntas y asambleas, gestión de socios, diseño y maquetación de cartelería, mecenazgo de nuevos proyectos y un largo etcétera, que se realizaría siempre sin ánimo de lucro.

Texto y Fotos: Redacción - Archivo personal de Joaquín Fernández Cepedello

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Galopetrofeocaballo.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.