www.galopetrofeocaballo.com

Doma y Equitación

Escalón 2 de la Escala de Adiestramiento: La soltura

Escalón 2 de la Escala de Adiestramiento: La soltura

Únicamente, si el caballo se encuentra libre, física y mentalmente, de toda tensión o contracción, podrá trabajar con soltura

lunes 10 de diciembre de 2018, 13:39h
En el anterior capítulo os hablamos sobre el ritmo, que es el primer escalón de la Escala de Adiestramiento de Doma Clásica. A continuación trataremos el segundo nivel de esta escala: La soltura. Leer más...

Decimos que un caballo se mueve con soltura cuando no ofrece ninguna resistencia a nuestras ayudas ni muestra signos de tensión ni a nivel físico ni a nivel psicológico.

Handbook de la FEI

La Escala de Entrenamiento es un programa sistemático de educación física del caballo, un programa gimnástico para desarrollar las aptitudes naturales, físicas y mentales del caballo. Aplicando estos pricipios, el jinete recibe a cambio un caballo obediente, flexible, cómodo y con una buna base de entrenamiento.

Para un caballo de Doma Clásica, las cualidades detalladas en este programa son esenciales. Este sistemático entrenamiento básico garantiza que el caballo esté en todo momento suficientemente flexible y “permeable”. Ha sido desarrollado a lo largo de los siglos como un método para entrenar armónicamente a los caballos al tiempo que se les mantiene sanos.

Es importante tener claros los conceptos para su correcta aplicación en el caballo



Ninguno de los seis estados de la Escala de Entrenamiento puede ser aplicado de forma aislada. Se han de aplicar de foma conjunta. El objetivo general del entrenamiento es lorgrar un caballo “permeable”. (Durchlässigkeit = la acción del caballo pasando a través del dorso; de atrás hacia adelante) que esté dispuesto a obedecer inmediatamente a las ayudas del jinete sin oponer la más mínima resistencia en ninguno de los ejercicios, movimientos y transiciones. Esto es aplicable a todos los caballos, independientemente del uso que se les dé, no solo para los de Doma Clásica.

Únicamente, si el caballo se encuentra libre, física y mentalmente, de toda tensión o contracción, podrá trabajar con soltura y sacar el máximo rendimiento de sí mismo.

El ritmo y la soltura son imprescindibles para desarrollar la verdadera impulsión. Únicamente se puede lograr trabajar con el dorso flexible y descontraído, logrando que el empuje de los posteriores "pase a través de él", cuando logramos una marcha uniforme en cada aire (ritmo) y los músculos se mantienen flexibles, no contraídos (soltura).

Los aumentos de impulsión para lograr un alargamiento de los aires deben llevarse solo hasta el punto en el que el animal es capaz de mantener el ritmo y la soltura. Con el trabajo constante y paciente iremos, poco a poco, más allá, hasta lograr la máxima expresión en cada aire, que es capaz nuestro caballo, pero siempre respetando las condiciones básicas que debemos cumplir.

Algunas preguntas frecuentes

1-¿Cómo podemos mejorar la soltura?

La atención total del caballo a su trabajo, a su comodidad y confianza en su fuerza física; la confianza, comunicación y entendimiento entre el caballo y su entrenador.

2-¿Qué puede bloquear la soltura?

El miedo, incomodidad, desconfianza, cansancio y distracciones que lo exciten, exuberancia juvenil o cualquier cosa que detengan los flujos de energía libre hacia a delante.

A los tres aires, la soltura debe tenerse muy en cuenta para el entreno diario

3-¿Cuándo sé que mi caballo pierde soltura?

Cuando pierde la flexibilidad y el ritmo dentro de un ejercicio mi caballo está perdiendo la soltura. En numerosos momentos dentro de una misma sesión de entrenamiento puedo perderla y encontarla según las resistencias que nos ofrezca el caballo durante el trabajo.

Ejercicios de mejora – Sesión de Trabajo en soltura

- De 3 a 5 minutos de paso hacia adelante con un leve contacto, cambiando la dirección con frecuencia.
- 10 minutos de trote levantado con las riendas completamente largas, dirijiendo al caballo por donde quieras.
- De 2 a 5 minutos de paso pidiéndole un poco más de contacto que antes y flexionándolo un poco más a las dos manos.
- De 8 a 10 minutos de trote otra vez, ahora con las riendas un poco más cortas y con un contacto un poco más fuerte. Flexionándolo a las dos manos y pidiéndole, si es posible, un trote un poco más fuerte.

En nuestro próximo artículo vamos a seguir con la Escala de Entrenamiento y os explicaremos los detalles del tercer Escalón: el contacto. Os esperamos en los vídeos que acopañan estos artículos para que nos comentéis vuestras dudas. Gracias por seguirnos.

Texto y Fotos: CAVA Centro Ecuestre


Agradecemos a los alumnos del CAVA este fantástico trabajo: Héctor Baeza; Estiven Isard; Mar Aragonés; Tania Vidal.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Galopetrofeocaballo.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.