www.galopetrofeocaballo.com

Doma Vaquera

El caballo Anglo-árabe

El caballo Anglo-árabe

Tradición de campeones

martes 06 de febrero de 2018, 11:48h
Una gran familia que generación tras generación ha sabido transmitir el amor al caballo y el trabajo en el campo, demostrando que el Anglo-árabe tiene una característica potente para las disciplinas de Doma Vaquera y Acoso y Derribo. Leer más...

La Ganadería Manuel Peña Gutiérrez e hijos mantiene la tradición que sus antepasados iniciaron con la raza Anglo-árabe. Caballos proclamados campeones nacionales en Doma Vaquera y Acoso y Derribo y cuyo lema siempre tienen presente: “caballos funcionales, bellos y aptos para el deporte”.

Juan Antonio, tercera generación de ganaderos/criadores de caballos Anglo-árabes, puesto que también están implicados sus hermanos Manuel y José, ¿por qué la raza Anglo-árabe?

Pues, porque nuestras anteriores generaciones de abuelos y nuestros padres se decantaron por el desarrollo de esta raza, la cual, tanto para hacer la faena de campo como para el transporte en aquella época era muy apropiada. Ellos la seleccionaron y destacaron por sus facultades para el trabajo, por su nobleza y belleza. Esta selección de tantos años hace que hoy en día, para nosotros, en la disciplina de Acoso y Derribo y de Doma Vaquera, entre otras tantas, sea una raza muy a propósito.

Además de ser una raza destacada en otras disciplinas, ¿por qué cree que es ideal para Doma Vaquera o Acoso y Derribo?

Por su morfología espectacular, su fuerza, su capacidad de resolver en momentos críticos y difíciles, su corazón para realizar los distintos ejercicios y la listeza que les caracteriza.

Tienen como lema la frase: “caballos funcionales, bellos y aptos para el deporte”; ¿cuál es la doma base que se lleva a cabo en sus instalaciones para los caballos que se destinan a Doma Vaquera y Acoso y Derribo?

En primer lugar, hacer una buena crianza nutricional hasta los tres años y medio del animal para que se vaya familiarizando con el hombre. De esta forma, se preparan para una buena morfología, musculatura, huesos y tendones, aptos para una doma adecuada. Primero se haría con un simple filete y cinchuelo, para más tarde adecuarle a cada potro un bocado pequeño y cómodo con montura inglesa, siendo el último paso, la colocación de su personalizado bocado vaquero y montura vaquera. Una vez ya domado, se somete a las disciplinas de Doma Vaquera o Acoso y Derribo.

Además, predomina la capa castaña, ¿por qué se decantaron por esta capa?

Realmente tenemos dos capas en la ganadería de Angloárabe: castaña y alazana, predominando entre nuestros animales la primera de ellas. Es el pelo que se inició desde nuestros antepasados y que se ha mantenido en la ganadería por tradición. En algunos de los caballos CDE de nuestra ganadería sí existe la capa torda, heredada siempre de la madre española. Estos caballos Anglo-hispano-árabes, tan aptos, también, para diferentes disciplinas, provienen siempre del cruce de nuestros sementales Anglo-árabes con nuestras yeguas españolas.

Semental de nombre Congo MPG

Son algunos los caballos que destacan, pero nos centramos en el más conocido para los seguidores de la Vaquera, Mississippi, ¿cómo llegó este ejemplar a ustedes?

Fue un ejemplar de nuestra ganadería, hijo del semental Helios y la yegua Gaviota.

¿Cómo fue la relación con Joaquín Olivera para presentarlo a un Campeonato de España y hacerlo ganador?

Joaquín Olivera Peña, pariente nuestro y seguidor de la ganadería, visitaba casi a diario la finca. De entre estas visitas, en periodos de pariciones de las yeguas, tanto el mayoral como él, a veces, nos notificaban el parto de algunas de ellas. Un día de los mencionados, Joaquín nos comentó: “qué potro tan bonito ha nacido de Gaviota, qué belleza y morfología tiene”.

Este potrito, Mississippi, ya en el comienzo del destete de la camada, que suele hacerse a los seis meses del nacimiento, tuvo un pequeño accidente jugando con el resto de potros destetados, en el que desafortunadamente se lesionó la espalda derecha. El potro recibió las pertinentes visitas del veterinario de la casa y otros colegas de la profesión, sin que el potro mejorara de aquel percance sufrido. Dejó de apoyar la mano dolorida, llevándola siempre encogida y, además, se le secó la espalda en esa zona. La decisión veterinaria fue nefasta. No tenía ninguna solución. Al poco tiempo, haciéndole una visita a Luis Ramos-Paúl a su finca La Noria, coincidí con un joven veterinario portugués que estaba viendo a Luis unos caballos. Tras la visita y en la tertulia que tuvimos después de un café, me acordé del potro Mississippi y le comenté la trayectoria que había sufrido el animal, ya con pocas esperanzas puestas en él. Este joven me pidió venir a verlo, y al día siguiente quedamos en la finca.

Tras un rato de análisis y observación del potro, nos comentó a Luis y a mí, que el potro no tenía nada, que “estaba sano”; frase que me sorprendió muchísimo. Su diagnóstico fue que Mississippi se había acostumbrado a andar en tres pies y la solución era forzar al animal a que apoyara los cuatro. Nos recetó un producto de aplicación con cepillo, dos o tres veces diarias en la espalda contraria a la lesionada. Este provocaba tal picor en el animal, que hacía que quisiera rascarse con la boca y así apoyar la otra mano, la lesionada. De esta forma, con paciencia y constancia, el potro se habituó a apoyar la mano mala, que al tiempo se rehabilitó. A los tres años se recogió para domarlo. Joaquín Olivera seguía sus pasos. Un día, corriendo unos becerros en casa de nuestro amigo Ignacio Sánchez-Ibargüen, llevamos a Mississippi, que ya se encontraba en una fase de doma avanzada, y puso una vez más sus ojos en él. Tras esta tarde de amigos, Joaquín se acercó a casa a pedirnos a Mississippi para que lo acompañara en una nueva etapa de Doma Vaquera para él. De esta forma, fue como preparó a Mississippi, y participó en los campeonatos que finalmente le llevaron el acceso al de España, en el que volvió a proclamarse, una vez más, campeón.

Joaquín Olivera se proclamó campeón de España con Mississipi. En la foto se lee la dedicatoria: “Un caballo es una ilusión, pero un caballo bueno llena una vida. Un abrazo”

En Acoso y Derribo destacan a Cerrajera, ¿qué características le hicieron campeona de esta disciplina y con qué jinete?

Cerrajera ganó con mi hijo Juan Antonio. Destacaba por su velocidad y fuerza, sus ganas de hacer siempre el trabajo bien, su sensible tacto a las manos y piernas del jinete, y su corazón.

¿Practican ustedes mismos alguna de estas disciplinas con caballos Anglo-árabes?

Sí, siempre hemos competido en la disciplina de Acoso y Derribo, tanto mi hermano Pepe como yo. En la actualidad, siguen compitiendo en un alto nivel mis dos hijos y mi sobrino José.


Fernando Peña Gómez con Kaid

¿Qué otros jinetes de renombre han tenido la oportunidad de montar caballos de su ganadería?

El gran jinete anteriormente nombrado, Joaquín Olivera Peña, los hermanos Cayetano y José Tirado, entre otros.

¿Qué expectativas actuales tienen de la ganadería y el caballo Anglo-árabe frente a los momentos por los que pasamos económicamente, etc.?

En la actualidad, continuamos con la misma ilusión de siempre, ya que nos encontramos en la cuarta generación de ganaderos en nuestra familia, con nuevas ideas y mucha afición.
Además, también tienen caballos PRE. En el trabajo en el campo, ¿qué comparativa haría entre estos y los Anglo-árabes?
La selección de la raza española, tanto para nuestros antepasados como para nosotros en la actualidad, ha seguido un paralelismo con la raza Anglo-árabe, demostrándolo en ambas disciplinas, en distintas ocasiones y con distintos jinetes. Un ejemplo, el de mi hermano José Peña proclamándose Campeón de España con la yegua española de nombre Ocultada.


Texto: Entrevista recuperada de Trofeo A la Vaquera / Agradecemos la cesión de las instantáneas a la Ganadería Manuel Peña Gutiérrez e hijos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Galopetrofeocaballo.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.