www.galopetrofeocaballo.com

Doma y Equitación

Tip 6: Cómo aumentar la motivación

Tip 6: Cómo aumentar la motivación

Positividad en pensamientos y acciones

martes 22 de mayo de 2018, 11:02h
En este número hablaremos sobre la motivación, vamos a analizar de qué manera podemos aumentarla para poder hablar de diferentes aspectos a elaborar y gestionar nuestras reacciones en la pista de competición. Leer más…

En cualquier deporte, podremos medir el rendimiento de un deportista en competición, no solamente por el estado de forma física, sino también por las habilidades técnicas y tácticas además, desde luego, de las variables psicológicas. Todos los deportistas conocen la importancia que tiene su funcionamiento psicológico para poder rendir al 100% de sus posibilidades. Entonces, ¿por qué no se entrena también ese aspecto?

Cuando se habla de entrenamiento psicológico, hablamos, por ejemplo, de:

1. Mejorar la capacidad de rendimiento.
2. Control de las emociones previas a una competición.
3. Control del estrés.
4. Motivación.
5. Seguridad en sí mismo e iniciativa en la práctica deportiva.
6. Gestión del miedo al fracaso, exceso de presión.
7. Gestión de conflictos con entrenador, equipo o familia.
8. Mejora las relaciones con el caballo/poni.
9. Toma decisiones con conocimiento de causa.
10. Aumenta la capacidad de concentración.
11. Aprendizaje de técnicas que interioriza para su utilización en el deporte.
12. Profundización en su propia mejora deportiva mediante su propio mapa mental.
13. Mejora estratégica en el enfoque de las competiciones.
14. Desarrollo de una mentalidad de talento y aprendizaje continuo.

Motivación

En los anteriores artículos hemos hablado sobre cómo mejorar la capacidad de rendimiento, control sobre las emociones dentro de la competición y control del estrés. En este nuevo artículo vamos a desarrollar la motivación.

En la vida, es la motivación la que nos impulsa a movernos por un determinado camino o, de cierta manera, frente a una situación. Pero, lo cierto es que para muchas personas, la motivación que los anima cada día, no es congruente a sus deseos, no traer placer y armonía a su vida, sino preocupación o tristeza.

Si nos vamos a wikipedia podemos ver lo que dice sobre la palabra motivación: “deriva del latín motivus o motus, que significa ‘causa del movimiento’. La motivación puede definirse como ‘el señalamiento o énfasis que se descubre en una persona hacia un determinado medio de satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello el impulso necesario para que ponga en obra ese medio o esa acción, o bien para que deje de hacerlo’”.

Otros autores definen la motivación como: “la raíz dinámica del comportamiento, es decir, los factores o determinantes internos que incitan a una acción. La motivación es un estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta”.

Define y establece lo más claramente que puedas los objetivos a los que quieres llegar

Miedo y placer

Los dos grandes pilares desde donde brota la motivación son: el miedo y el placer. ¿Cómo podríamos aprovechar estas dos grandes fuerzas para potenciar nuestro desarrollo personal y cumplir nuestros sueños? ¿Cómo podríamos, entonces, aumentar nuestra motivación?

Buscar en tus sueños y en tus miedos

Dedica un poco de tiempo a descubrir lo que te produce miedo, tristeza, preocupación, desánimo, terror o repudio, y descubre, por otro lado, lo que te produce alegría, felicidad, bienestar, armonía, tranquilidad y riqueza. Desde tu interior vas a encontrar la verdadera motivación para llegar a conseguir tus sueños y vencer tus miedos. Buscando dentro de ti vas a encontrar claridad en tus objetivos y de esta claridad emanará la motivación, por un lado, para conseguir tus sueños, y de la otra, para poder combatir tus miedos.

Necesitas saber lo que quieres y lo que no quieres para tu vida, lo que anhelas sentir, lo que quieres lograr y los sentimientos que quieres tener en tu interior. Cuando hayas hecho este ejercicio, podrás decidir conscientemente por dónde quieres llevar tu vida y hacia dónde la quieres encaminar. Solo desde este análisis podrás saber de qué miedos quieres despojarte y qué sueños quieres alcanzar.

Define objetivos para alcanzar

Debes mantener en todo momento muy presente lo que quieres lograr. Si definimos objetivos a corto, medio y largo plazo nuestros pensamientos y acciones, estarán enfocados para conseguirlo. Si no hemos hecho esa reflexión, seremos un barco a la deriva a merced del viento y la marea. Si tenemos los objetivos claros, vamos a enfocar nuestras velas para llegar a alcanzar cuanto antes nuestro “faro”. Esta es una metáfora que explico habitualmente a mis alumnos y que entienden perfectamente.

Define y establece lo más claramente que puedas los objetivos a los que quieres llegar. Imagínate dónde te gustaría estar en dos años, en 10 años, el otro mes. Solo desde ese prisma tus decisiones estarán bañadas de conciencia y de motivación suficiente para poder llegar a alcanzar cada una de las metas que te hayas propuesto a nivel interno. Si te es posible, escribe todos esos resultados que quieres conseguir, y determina una fecha específica para tenerlos. Las fechas deben ser claras y asumibles, únicamente nos va a desmotivar si el planteamiento lo hacemos de forma errónea e inalcanzable, ponerse objetivos que están fuera de nuestro alcance según nuestras posibilidades y realidades únicamente creará desmotivación y desengaños.

Enfócate en positivo

Convierte en una fuerte motivación tu pensamiento intentando que siempre sea en positivo. Esto lo puedes lograr visualizando tus metas y la vida que realmente quieres vivir. Haz de ese lugar imaginario en el que quieres estar, la energía que te impulsa a seguir. Deja de pensar en lo que quieres evitar, porque lo único que lograrás es atraerlo. Si piensas en positivo es más fácil que atraigas positividad y mejores resultados ya que tu actitud se transformará en una actitud más luchadora y llena de motivación para conseguir alcanzar tus sueños.

Aplica la filosofía “MEC”

Por último, toma acción para caminar en busca de tus logros. Tengo un amigo que es coach en Girona Coaching que tiene una filosofía que siempre me ha encantado. Él la llama “MEC” (Mueve El Culo). Haz lo que tengas que hacer hoy para conseguir tus sueños. Si piensas que no puedes hacer algo probablemente tendrás razón, pero si piensas que sí puedes, seguramente también la vas a tener. Así que va a depender de lo que pienses en gran medida. Cambia tu mentalidad y sal a correr por tu éxito.

Y para acabar, hay miles de cosas externas a ti que te pueden aumentar la motivación cada día.

Seis pasos son los que hay que seguir para que aumente la motivación

Seguir adelante

Un buen resultado en un concurso, tu familia, tus amigos, la música, el ejercicio físico, tu pareja, vacaciones… Una persona desmotivada abraza la tristeza, la angustia, desesperación y hasta depresión y eso afecta a cualquier aspecto de su entorno.

La motivación es la gasolina principal que echa a andar nuestro motor diario, el cual nos impulsa y mantiene rumbo a nuestros sueños, a pesar de todo lo que debemos de enfrentar para hacerlos realidad. Es el motivo también del porqué hay quienes logran todo lo que se proponen mientras que otras se resignan a vivir la vida que tienen a pesar de que no se sientan satisfechos con ella.

Estar motivado nos impulsa a actuar, a movernos, a mantenernos en el camino, a seguir andando aunque no lo veamos claro, aunque la meta esté lejos y desdibujada, a disfrutar del proceso, a creer en ti y a confiar en tus posibilidades.

Únicamente, insistiendo en el camino vamos a llegar a cumplir nuestros objetivos, forjar la confianza en uno mismo se consigue con los resultados, y los resultados solo llegan si se trabaja con constancia, con motivación y con determinación y compromiso.

También está comprobado que sentirse motivado aclara los pensamientos, aporta optimismo y positivismo, aumenta la productividad, proporciona estabilidad, se propaga y se multiplica, te hace ser más flexible y aumenta notablemente la salud.

Caer está permitido, levantarse, las veces que sea necesario, es una obligación, pero todo depende de cada uno, del prisma con que miramos cada situación. Y claro está, existen algunos pasos que nos ayudan a levantarnos, a motivarnos y volver a encontrar esa emoción por la vida que nos impulse cual cohete de la NASA hacia la realización de nuestros deseos.

A tener en cuenta

A continuación, comparto algunos pasos que os servirán para aumentar la motivación:

1. Identifica objetivos: qué es lo que deseas lograr. Sé lo más específico posible en cuanto lo que deseas ya que es muy difícil llegar a una meta que no has definido. Ten claro, además, que esa meta es un deseo que sale de tu interior y que la base de ese deseo es mejorar tú mismo, no aplastar a otro o bien compararte con los demás. Siempre la base debe ser mejorar uno mismo.

2. Por qué quieres lograrlo: descubre las razones por las que quieres eso, así tendrás tu “meta final”.

3. Visualiza tus metas: imagina que tu misión está cumplida, cierra los ojos y permítete sentir e imaginar al máximo todo lo que sientes como si ya hubieras logrado el objetivo. Siéntelo, pálpalo como una realidad, emociónate, ríe, asúmelo ya como parte de tu vida. Permítete disfrutar de eso como si realmente fuera tuyo. Dalo por hecho constantemente cada día. Esa actitud te acercará día a día a conseguir tus metas, nuestra actuación en la vida, si pensamos que lo vamos a conseguir, es totalmente distinta a si pensamos que no. Visualizar es una técnica poco utilizada, pero tiene mucha fuerza que todavía desconoce la mayoría de deportistas. ¡Descúbrela practicándola a menudo!

4. Escribe tus metas: colócalas en un lugar visible, te estarás enfocando en ellas todos los días, las tendrás programadas y a mano, así tu cerebro las tendrá en la mente y actuará para conseguirlas. Podrás seguir centrado en el resultado qué quieres y además tenerlo a la vista hará que sigas avanzando. Ponlas de fondo de pantalla de tu portátil, en el techo para que cuando abras los ojos sea lo primero que veas, en la oficina en un lugar visible, alrededor del espejo en el baño, en sitios muy visibles diariamente.

5. Crea un plan y ponlo en acción: cuando tengas identificados los pasos que debes dar, empieza a darlos. Quizá vayas teniendo que cambiar de ideas o ajustar ciertas cosas en el camino, sin embargo, tendrás un panorama más claro de todo lo necesario para cumplir tu meta. Muchas cosas las puedes averiguar previamente y otras las irás descubriendo. Cada día ejecuta algo que te acerque a tu meta, por mínimo que sea.

6. Trabajo en equipo: En nuestro deporte es muy importante el trabajo en equipo. Tú solo no vas a poder cumplir los objetivos si no estás en manos de un buen entrenador. El caballo lo entrena un buen profesional y te apoya como entrenador. Necesitas un buen herrador, también un fisioterapeuta, osteópata, un buen médico para ti y un veterinario.

Y, para finalizar, no puede faltar una familia que te apoye pase lo que pase. Existen ocasiones en las que debemos ser humildes y buscar ayuda profesional o alguien que nos pueda aconsejar.

Un punto muy importante y básico y que debes tomarlo muy en cuenta a diario: “enfoca en positivo tus palabras, la energía y tus pensamientos”.

¡Inicia ahora mismo un nuevo camino que te ayude a conseguir alcanzar tus sueños! Nunca, nunca es demasiado tarde para intentar conseguir aquello que de verdad deseas.

¡Eso es lo que realmente te hará feliz a ti y a quienes te rodean! Y recuerda: ¡Sonríe, agradece y abraza tu vida!

Texto y Fotos: Maya Pou Batlle. Subdirectora y fundadora del CAVA. Coach de equipos de competición. Máster en Liderazgo Femenino



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.